domingo, 25 de febrero de 2018

Y estamos en Cuaresma

Estamos en Cuaresma. La fiesta de San Rosendo casi siempre cae en Cuaresma. Algún año tiene caído en el Miércoles de Ceniza. La Cuaresma es un tiempo muy importante del Año Litúrgico. Muy importante en nuestra vida cristiana. Tan importante que se puede decir:
Dime como vives la Cuaresma y te diré qué tipo de cristiano eres.

La palabra clave en la Cuaresma es Conversión: significa reconocer nuestras fragilidades, nuestros fallos, nuestros pecados; arrepentirnos, hacer una buena confesión, proponernos pedir ayuda a Dios para mejorar nuestra conducta.

No es un tiempo triste

La Cuaresma no es un tiempo triste; pero sí un tiempo para pensar sobre lo que llaman los grandes interrogantes de la vida: Dios, el sentido de la vida, el después de esta vida, camino a seguir para poder pasar la frontera del más allá con éxito, etc. A todo esta alude un hermoso poema de Jorge Manrique, escritor por el gran poeta castellano con motivo de la muerte de su padre. Copiamos un par de estrofas:
Este mundo es el camino para el otro, que es morada sin pesar; mas cumple tener buen tino para andar esta jornada sin errar.
Partimos cuando nacemos, andamos, mientras vivimos, y llegamos al tiempo que fenecemos; así que cuando morimos descansamos...

La fiesta de San Rosendo a la puerta

El día 28 de febrero, como está previsto, concluirá la novena, los 9 días de preparación, y el día 1 de marzo celebraremos la Fiesta de San Rosendo, Patrono, es decir, especial valedor de Parroquia en el Cielo. Lo haremos por todo lo grande, como el Santo se merece. Se trata, se ha dicho, del gallego más ilustre y más influyente del siglo X en Galicia. Pero sobre todo fue un gran santo; un cristiano sincero que supo vivir desde la fe las distintas circunstancias en las que ha ido discurriendo su vida, tan compleja: en lo religioso, como monje, como obispo, o como político (fue virrey de Galicia). Todo lo entendió y lo vivió como servicio al pueblo, que tanto quiso. Él supo poner en práctica aquello de San Pablo:
Ya comáis, ya bebáis, hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios
Por eso en San Rosendo tenemos un Patrono, un valedor, y también un ejemplo a seguir.

El día de la Fiesta habrá misa a las 9, a las 12 y a las 7 de la tarde.

domingo, 11 de febrero de 2018

Cuaresma

Este año empieza el 14 de febrero, Miércoles de Ceniza, que es día de ayuno para los que hayan cumplido 18 años y no llegaron aún a 60. También es día de abstiencia para quienes hayan cumplido los 14 años. No es el momento, por falta de espacio, explicar el sentido de estas leyes, que sí lo tienen. Ninguna de las dos leyes obliga a los enfermos o a los ancianos.

Novena a San Rosendo, patrono de la Parroquia

Comenzará el día 20 y terminará el día 28. Presidirá la celebración de la Eucaristía de la tarde y pronunciará la homilía el M.I.Sr.D. Gabriel Vecino Tomás, Canónigo de la Real e Insigne Colegiata de A Coruña.
Las preces de la novena se rezarán por la tarde a continuación del Rosario y de la Misa de las 7. También se rezarán con la Misa de la mañana.
Decir que San Rosendo es nuestro Patrono quiere decir que es nuestro especial intercesor ante Dios. Esa encomienda la hizo en 1954 Don Fernando Quiroga Palacios, por entonces Arzobispo y Cardenal de Santiago, al crear la Parroquia, de la que fue primer Párroco D. Manuel Martínez Boullosa, natural de Pontecaldelas y que atendió durante 37 años. Él bautizó y casó a mucha gente que todavía anda por estes lares. En la foto aparecen ambos, D. Fermando y D. Manuel:



Si San Rosendo es nuestro especial valedor ante el Señor, es de esperar que acuda mucha gente a las celebraciones de la Novena, primero, y de la Fiesta, después. Ahora tomen nota de la Novena; del día de la Fiesta, hablaremos en el próximo número de Pobo de Deus. Don Gabriel Vecino, el predicador, al que ya conocen, acostumbra a decir cosas muy interesantes y en una forma amena. Venga a escucharlo y lo comprobarán.