domingo, 18 de octubre de 2015

Hay que formarse

"Nihil volitum quin praecógnitum", decía un axioma latino. Traducido al castellano, quiere decir: "No se puede querer lo que no se conoce". Si aplicamos esto a la Religión y más concretamente a la Religión cristiana, y más concretamente aún, al fundador del Cristianismo, Jesús de Nazaret, Dios y Hombre, el Mesías anunciado por los profetas de Israel, acreditado por Dios a través de los milagros que hacía, tanto en lo que se refiere a sus enseñanzas como en lo que se refiere a su modo de actuar, dado a conocer luego por los Apóstoles, que estuvieron con él durante 3 años, escuchando sus enseñanzas y contemplando los milagros que hacía, y que más tarde fueron enviados por El para contar a todo el mundo lo que habían visto y oído; todo esto no se puede conocer y apreciar, si no se conoce. Y para conocerlo hay que formarse; hay que conocer la Biblia, y sobre todo los Evangelios. Por eso San Jerónimo, ese gran estudioso y gran conocedor de la Sagrada Escritura, escribió que "desconocer la Sagrada Escritura es desconocer a Cristo". Pues bien, las charlas-coloquio de Formación Bíblica y de Formación Litúrgica que tendremos los viernes de cada mes de 19.30 a 20.30 están programadas con esa finalidad. No hace falta anotarse. Tampoco hay que pagar Matrícula alguna. Basta tener interés en el tema y presentarse a la hora indicada en la Parroquia. Os esperamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario