domingo, 9 de noviembre de 2014

Acto general de ánimas

El mes de Noviembre es el mes en el que cada año celebramos el "Día de Difuntos", que se celebra el día 2, al día siguiente de la gran fiesta de "Todos los Santos", que se celebra el día uno. En la fiesta de "todos los Santos" honramos a todos los que han muerto en gracia de Dios y han alcanzado ya la meta, que es el Cielo. Allí están, sin duda, muchos familiares, amigos y conocidos nuestros. En el "Día de difuntos" recordamos y rezamos por aquellos que han muerto en gracia de Dios, pero que todavía no han alcanzado la meta, porque todavía queda en ellos algo para purificar para poder entrar en el Cielo. Esto se realiza en lo que llamamos "Purgatorio". Y nosotros podemos ayudarles con nuestras oraciones y sacrificios.. Así se realiza lo que al rezar el Credo llamamos "Comunión" (= común-unión) de los "santos"... Estos santos a los que se hace referencia en el Credo son: Los santos que están ya en el Cielo, los santos que han pasado la frontera de la eternidad, pero que se están purificando (Purgatorio) para luego entrar en el Cielo y los santos  (santificados por el Bautismo) que todavía peregrinamos por este mundo.....
Pues bien, el mes de noviembre es el mes qué solemos rezar más por las "Almas del Purgatorio", es decir, por aquellos que se saben salvados, pero que aún les queda algo que poner a punto. Rezamos con la liturgia propia de difuntos el día 2. Lo haremos además durante la Novena (9 días) que iniciamos el día 2 y que terminaremos el día 10, con la celebración de una Eucaristía solemne que se conoce con el nombre de "ACTO GENERAL DE ÁNIMAS". Rezaremos cada uno por nuestros difuntos y todos por todas las "Almas del Purgatorio", por todos los difuntos. Sería bueno, que asistiese una persona al menos de cada familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario