domingo, 26 de agosto de 2018

Ministros Extraordinarios de la Comunión

Se denomina así a los seglares autorizados por el Obispo de la Diócesis para dar la Sagrada Comunión o bien porque no hay un presbítero o diácono que lo haga o bien porque hay mucha gente para comulgar y no conviene alargar la celebración. El párroco puede autorizar para un caso concreto en su Parroquia. El obispo puede dar autorización para toda la Diócesis y de una forma general.

Conviene saber que se trata de un ministerio o servicio a la comunidad. Porque lo que es sacerdocio lo tiene todo bautizado, el llamado sacerdocio común, que capacita al cristiano para ofrecer al Señor oraciones (súplicas, alabanzas, ...) y sacrificios (el trabajo, una enfermedad,...). Este sacerdocio común o real, que también se denomina así, se recibe en el Bautismo... Al ungirle con el Santo Crisma se dice al catecúmeno:
Para que entres a formar parte del pueblo de Dios y seas para siempre miembro de Cristo, sacerdote, profeta y rey.
Además de este sacerdocio común, en la Iglesia existe lo que se llama sacerdocio ministerial, que se concede por medio del Orden, sacramento que reciben los obispos, los presbíteros y los diáconos. El ministerio que se confía a los mencionados ministros extraordinarios de la Comunión está vinculado al sacramento del Bautismo; no al del Orden Sacerdotal.

Bien, pues este este año D. Julián Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela, nuestra Diócesis, ha autorizado, por escrito, para dar la Comunión, en las circunstancias ya señaladas a las siete personas siguientes: Mª Cristina Buiturón Meijide, Pepita Fernández Fernández, Ana Mª Gómez Álvarez, Manuel Nión Suárez, Ángeles Pedreira Vázquez, Manuel Tudó Martínez y Antonia Vilariño Ares.

Todos ellos han hecho previamente un curso preparatorio, en lo doctrinal y en lo espiritual. Reciban todos ellos y todas ellas nuestra felicitación. A principios de curso les presentaremos a la Comunidad.

domingo, 12 de agosto de 2018

Primeras Comuniones 2018

La 1ª Comunión es una fecha muy importante en la vida de un cristiano. La más importante después del Bautismo. Este nos hace cristianos y es el 1º de los tres sacramentos de los que se denomina Iniciación cristiana. Los otros dos son la Eucaristía (Comunión) y la Confirmación. Así que los niños/as que hicisteis la 1ª Comunión ya tenéis que ir pensando en prepararos para la Confirmación.

Este año recibieron por 1ª vez a Jesús sacramentado en nuestra Parroquia, los siguientes niños y niñas, nombrados por orden alfabético: Alvarado Moreno, Axel Joel; Blanco Nogueira, Hugo; Boga Vázquez, Mª Luisa; Boutureira Vilela, Gabriel; Fariña Fernández, Marcos; Méndez Vilar, Adrián; Ojeda Barbosa, Arai; Pérez Rodríguez, Carmen; Revollo Jiménez, Leonardo Fabio; Romar Canto, Javier; Rossel Paredes, Valentina; Ures Caamaño, Sergio.

Enhorabuena a todos, niños y niñas, Y no olvidéis que la 1ª Comunión no es el final de etapa en la vida cristiana. Vuestra formación y vuestra vivencia de la fe cristiana tienen que continuar. Por eso, os esperamos en el Catecismo en el próximo curso. Jesús os espera. El 16 de septiembre iniciaremos la misa especial del Catecismo. Especial por el tono especial en cuanto a los cantos, preces, etc. no faltéis... Recordad el canto, dirigido a Jesús, conmigo puedes contar.

Excursión a Celanova y Ourense

Tendrá lugar, D.m., el día 25, sábado. En Celanova está el sepulcro de San Rosendo, Patrono de nuestra Parroquia, la única de la Diócesis de Santiago que lo tiene como patrono. Así lo estableció el Cardenal Arzobispo de Santiago Don Fernando Quiroga Palacios en 1954, cuando creó esta parroquia, que al comienzo abarcaba hasta la estación de tren inclusive. Allí también se conserva el grandioso Monasterio construido por el Santo, aunque ahora ya no aloja monjes...

Salida: A las  9h. Precio: 27 euros (coche y comida). Para anotarse: despacho parroquial.

domingo, 29 de julio de 2018

Excursión parroquial

Tendrá lugar el 25 de agosto, a Celanova (sepulcro de San Rosendo) y Ourense.

En memoria de Don Gonzalo

Me refiero a D. Gonzalo Fernández Obanza, finado el 8 de agosto del 2017. D. Gonzalo, prestigioso abogado coruñés, presidió durante 17 años la Entidad Constuctora Benéfica Sagrada Familia (ECBSF), más conocida como Patronato de la Sagrada Familia. Esta entidad nació en 1952. Institución de acción caritativa, sin afán de lucro, nació con el fin de facilitar una vivienda digna a familias humildes que no podían conseguirla de otro modo. Con unas módicas cuotas mensuales, negociadas con una entidad bancaria, prácticamente equivalentes a un alquiler asequible, los beneficiarios terminaban siendo propietarios. De esta manera han adquirido una vivienda digna más de 1.500 familias. En este momento, quizá superen ya las 2.000.

Entre esta familias estaban muchas de las formadas por aquellos obreros de la construcción que, en los años cincuenta y sesenta del pasado siglo -algunos viven todavía- acudían cada día para trabajar nas obras en A Coruña, en busca de una vida un poco mejor. Era un verdadero espectáculo ver las caravanas de coches que desde Santa Comba-Coristanco, Carballo-Laracha o desde Arzúa-Vilasantar-Curtis-Oza dos Ríos, o desde el interior de la provincia de Lugo, trasladaban jóvenes del campo para trabajar nas obras en la ciudad herculina o en sus cercanías.

Volviendo a lo de D. Gonzalo, podemos resumir su vida diciendo de él que era una buena persona y un buen cristiano. Con todo lo que significan ambas palabras. D. Gonzalo nunca disimuló su condición de católico practicante y comprometido. Se le notaba que vivía de verdad eso que se llama, con una palabra de moda, empatía: Saber ponerse en el lugar del otro, en sus circunstancias, y portarse con él como me gustaría que se portasen conmigo. A quienes actúan así se refería Jesús, cuando dijo: Lo que hicisteis a uno de estos, los humildes, a mí me lo hacéis.

Al recordar y honrar la memoria de D. Gonzalo, me parece que procede recordar también los nombres de quienes como él trabajaron por la misma causa y en la misma institución y como él han cruzado ya la frontera de la eternidad: D. Pedro Barrié (primer presidente, aunque sólo por dos meses), D. Eduardo Ozores Arraiz (de 1952 a 1957), D. Demetrio Salorio Suárez (de 1957 a 1982). A D. Demetrio le sucedió al frente de la Entidad D. Gonzalo, hasta 1999. En este año se hizo cargo de la Presidencia D. José Luís Souza Porto, que es el actual presidente.

También desempeñaron responsabilidades muy importantes en la ECBSF y fueron cofundadores de la misma: D. Pedro Lasheras Artaso (Secretario), D. Antonio Lorenzo Pérez (Tesorero y Administrador) y D. Juan Medín Barral (presidente del Consejo de los Hombres de Acción Católica de A Coruña, donde se concibió y se fraguó el proyecto). He escrito esto porque creo que se trata de una historia muy interesante, original, aleccionadora y digna de ser conocida. Seguro que le quedan todavía páginas muy importantes por escribir y que serán escritas.

domingo, 15 de julio de 2018

La santidad al alcance de todos

Dice el Papa Francisco:
Me gusta ver la santidad en los padres que crían con tanto amor a sus hijos, en esos hombres y mujeres que trabajan para llevar el pan a su casa, en los enfermos, en las religiosas ancianas que siguen sonriendo... (GE)

Oración y Fe

Oración y fe son dos cosas inseparables. Si uno no tiene fe, no tiene sentido que rece, y si uno tiene fe no se entiende que no rece. Sería como vivir un día y otro junto a una persona y no dirigirle la palabra, no hablar con ella. Además, si un creyente deja de rezar, pronto dejará también de creer. Así lo enseña la experiencia. Y si algo quedase llamado fe, ese algo no marcaría ni influiría para nada en la vida real de la persona. La oración es para la fe como el agua para el pez: no es posible que el pez viva por mucho tiempo fuera del agua, ¿verdad?. Por eso Jesucristo invita tantas veces a los discípulos a rezar: Rezad para no caer en la tentación, les dice en una ocasión. Y Él mismo aparece rezando en varias ocasiones.
Se puede rezar con oraciones que vienen en el catecismo y en los oracionales. También puede rezar cada uno a su manera, con palabras o pensamientos propios.

Así rezaba Gandhi

Mi Señor: ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aprecio de los débiles.
Si me das fortaleza, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.
Ayúdame a ver siempre la otra cara de la medalla; no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.
Enséñame a querer a la gente como a mí mismo.
No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso. Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia: que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es señal de bajeza
Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso.
Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme.
Señor, si yo me olvido de tí, nunca te olvides de mí

domingo, 17 de junio de 2018

Horarios de verano

Misas:
  • Festivos: 9:30h - 11:30h - 12:30 (no hay Misa por la tarde)
  • Laborables: 9 de la mañana y 8 de la tarde
Despacho:
  • Por la mañana, de lunes a viernes, de 10 a 11
  • Por la tarde, lunes, martes y miércoles, de 20:30 a 21h.

Gaudete et Exsultate

El texto original de los documentos de los Papas suele escribirse en latín, que es la lengua oficial de la Iglesia. El último publicado por el Papa Francisco se titula Gaudete et Exsultate, que traducido al castellano significa ALEGRAOS Y REGOCIJAOS. Ya sabemos el significado del título.

Digamos ahora cuál es el tema que trata. En un lenguaje sencillo y de fácil comprensión, el Papa nos dice que para ser santos no hace falta hacer milagros, ni hacer cosas raras, ni entrar en un convento. Basta con tener presente a Dios en nuestra vida y procurar hacer lo correcto según el estado de vida y las circunstancias personales de cada uno. El cristiano que refleja en su vida lo que entendemos por ser una buena persona y ser un buen cristiano, ambas cosas, ése/ésa es un santo/a. Por eso podemos decir que también hoy existen muchos/as santos/as. No tantos/as como debiera, pero sí muchos/as. En este sentido habla el Papa de los santos/santas de la puerta de enfrente. Que no hacen ruído, pero que sí existen. Están ahí.

¿Por qué no te animas a leer en este verano, querido lector, este librito, sencillo, ameno y barato? (creo que no llega  a los 5 euros)

O si también lo preferís, la Santa Sede publica en versión HTML de la Exhortación Apostólica Gaudete Et Exsultate.