domingo, 9 de diciembre de 2012

Los obispos irlandeses y el aborto

Respondiendo a una capaña organizada por un grupo de proabortistas para que se legalice el aborto en el país, el comité Permanente de la Conferencia episcopal de Irlanda ha hecho una declaración en la que manifiesta que el tratamiento médico a una embarazada gravemente enferma aunque ponga en peligro a su hijo, es:
éticamente permisible, siempre que se hayan hecho todos los esfuerzos para salvar la vida tanto de la madre como del bebé
 Esto es distinto del aborto que es
la destrucción directa e intencionada de un bebé no nacido, y es gravemente inmoral en cualquier circunstancia.
También es inmoral manipular datos y montar luego slogans sobre ellos

No hay comentarios:

Publicar un comentario