miércoles, 13 de junio de 2012

Primera Comunión

Qué no es la Primera Comunión

  1. No es un compromiso social, algo que hay que hacer porque todos lo hacen y que, por tanto, hay que pasar.
  2. No es una cosa de niños, es decir algo de poca importancia, que sólo interesa al niño o quizá al párroco. Y, por tanto, de lo que los padres no deben preocuparse.
  3. No es una ocasión de lucimiento, que hay que aprovechar para deslumbrar a las amistades y conocidos.
  4. No es un acontecimicnto mundano. Así, lo estan viviendo demasiados niños.
  5. No es oportunidad de conseguir regalos o ayudas. Sería convertir algo tan grande, en un medio de comercio.

Qué es la Primera Comunión 

  1. Es el acontecimiento más importante de la vida religiosa del niño, después del bautismo. Es la incorporación del niño a la comunidad cristiana, La primera comunión afecta al niño, a sus padres y a todos.
  2. Es la mejor ocasión para orientar cristianamente al niño: iniciar al niño en los misterios del culto a Dios, de la liturgia y de los sacramentos.
  3. Es ocasión propicia para la renovación de la vida cristiana en toda la familia: "La familia constituye para el niño la primera comunidad cristiana en la que va a desarrollarse su fe" (Pío XII).
  4. Es también ocasión excepcional para dar testimonio ante todo el mundo de un cristianismo auténtico y consciente por parte de los padres y de toda la familia. 
La parroquia completa esa labor, la dirige,  la sincroniza... Pero cuando hay una comunidad que sabe acogerlos y hacerles un sitio en la mesa, todo se transforma. Entonces pueden descubrir la alegría impaciente en que Jesús espera ese encuentro, y se dan cuenta de que pueden estrenar un camino de amistad con Él, y que "estar en comunión" significa ir estando progresivamente de acuerdo con ese Jesús: con su manera de vivir, de amar, con sus preferencias y sus criterios. Y empiezan a experimentar, a su pequeña escala, que los mayores están ahí para ayudarles a aprender lo mas importante de la vida: el amor.

Y la Primera Comunión puede ser entonces experiencia de Primera Comunidad. 

¿Tomamos hoy en serio esta tarea los cristianos adultos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario