martes, 12 de junio de 2012

¿En qué consiste la doctrina social de la Iglesia?

El Evangelio abarca la totalidad de la vida de las personas. Es la totalidad de cada persona la que hay que encauzar, mejorar y salvar. La Iglesia en su predicación y en todas sus enseñanzas pretende hacerse eco del Evangelio de Jesucristo, el Hijo de Dios que vino al mundo para salvarlo, abriendo a todos un horizonte de futuro.

Y así unas veces toca hablar de Sacramentos (Misa, Penitencia, Confirmación, etc.); otras veces de cuestiones relacionadas con el Matrimonio y la familia. Otras veces hay que hablar de temas relacionados con la vida social: trabajo, economía, política, etc., abordando estas cuestiones no desde un punto de vista técnico, sino desde un punto de vista ético y moral. Y aquí está lo que se llama Doctrina Social de la Iglesia. Nadie puede negar, porque es evidente, que detrás de la grave y dolorosa (para muchas familias, trágica) crisis económica que estamos viviendo, existe un problema ético, es decir, de falta de comportamientos justos y razonables por parte de muchos responsables de la política y la economía. ¿Quién no ve lo injusto e incomprensible que es que algunos dirigentes políticos, dirigentes de empresas o dirigentes de entidades bancarias, que dejan detrás de sí una ruina, se vayan cobrando tanto dinero, cuando hay tanta gente, con la misma dignidad humana, que muchas veces no tienen ni para pan y caldo? Con más sentido ético y más humanidad, que es lo que enseña la Iglesia, haciéndose eco del Evangelio, esto no sucedería...

Pablo VI decía que la “tarta alcanza para todos”, pero que está muy mal repartida, Para cambiar y mejorar las cosas, en este sentido, trabaja la Iglesia a través de CÁRITAS.


Benedicto XVI no se cansa de recordar que detrás de la crisis económica actual existe una crisis moral; una crisis de valores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario