domingo, 9 de agosto de 2009

Misas colectivas

La Eucaristía o Santa Misa tiene siempre un sentido y un valor comunitario. Y en ella se reza siempre por todos los que aún peregrinamos en este mundo, a veces por caminos llanos, caminos fáciles y placenteros, y otras veces cuesta arriba, por caminos difíciles y dolorosos, hacia un mundo nuevo, el Cielo, donde "ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor" (Apoc. 21, 4). Es algo muy hermoso y alentador esto que creemos y esperamos. Debería notársenos más.

El carácter comunitario esencial de toda Eucaristía no impidió que desde hace siglos fuera cundiendo la costumbre de aplicar la Santa Misa en particular por algún difunto o por las intenciones o necesidades de alguna persona cuando así se solicita. En este caso quien hace el encargo da una ayuda económica que se denomina estipendio. Esta ayuda no se debe entender como pagar la Misa, sino como ayuda para el sostenimiento de los ministros de la Iglesia.

Sin embargo, actualmente, sobre todo por la escasez de sacerdotes para atender todos los encargos de misas que se reciben, se habla de Misas colectivas para referirse a misas que se aplican a intención de varios solicitantes. Esto es perfectamente correcto, si se tiene en cuenta todo lo dicho anteriormente.

En nuestra Parroquia, de momento, tenemos sólo dos Misas colectivas: Domingo, a las 13h., y Jueves, por la tarde. para estas dos Misas pueden apuntarse todos los que lo deseen. Lo mismo sucede con el Aniversario que tenemos el último viernes de cada mes por todos los fallecidos, en cualquier año, durante ese mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario